Saltar al contenido
(1 valoración de cliente)

Ortiguillas de Mar Prefritas

Vianda típica del tapeo gaditano

“La Ortiguilla es como dar un bocado a una ola del mar”

Jugosa por dentro y crujiente por fuera.

Exquisitas ortiguillas recién fritas y congeladas conservando toda su textura y sabor a mar, resaltando el contraste entre sus crujientes tentáculos exteriores y su interior, jugoso, suculento y repleto de exquisitez marina.

Presentación de las ortiguillas de mar prefritas.

Ingredientes: Ortiguillas (Anémona sulcata) (90%), harina (5%) y aceite vegetal (5%).

Preparación: Se pueden elaborar como ortiguillas fritas, en revueltos, arroces y un sinfín de platos creativos.

Presentación: 1 docena prefrita y congelada

7.80 7.40 IVA Incl.

Producto disponible

Descripción

Ortiguillas marinas, manjar de verano

Compra Segura:

Marisco a domicilio.

Información Importante sobre su pedido:

HAGA SU PEDIDO CON ANTELACIÓN A LA FECHA EN QUE DESEA RECIBIRLO Y GARANTICESE EL BUEN PRECIO ACTUAL, PUES ES PREVISIBLE QUE SUBA AL AVANZAR LAS FECHAS. 

  • Gastos de envío en Península 12 €.
  • Al tomarte la dirección podrás indicar cuando deseas recibirlo.
  • En la ficha de producto indica si lo quieres recién cocido
  • Se cuece y envía desde Sanlúcar de Barrameda y se entrega a la mañana siguiente en toda la península.
  • Entrega en Frío 24 h

¿TIENES DUDAS?

  • Llámanos al 680 74 42 21 o contacta por whatsapp o  info@ellangostinodesanlucar.com
  • Para saber de donde procede el marisco, cómo lo cocemos en Sanlúcar y cómo se envía, entre otras preguntas frecuentes, click AQUÍ

 

Se. consume en algunas zonas costeras de la provincia de Cádiz . Se enjuagan bien, se rebozan en harina de freír pescado y se fríen con aceite de oliva. Cuando son pequeñas se hacen enteras y si son grandes se trocean, también se pueden cocinar en arroz.

Nos incitan a la creatividad al cocinar. Recomendamos para fritura nuestras ortiguillas precocinadas congeladas.

Ortiguillas de mar recolectadas a mano en el Atlántico, enharinadas y prefritas. Un aperitivo original y muy sabroso, con un intenso sabor a mar.

La forma en la que generalmente se preparan las ortiguillas es la fritura. Primero se enharinan y se fríen con aceite de oliva muy caliente. De esta manera las ortiguillas de mar suponen un manjar sorprendente, crujientes por fuera (gracias al rebozado) con una textura original y un sabor muy intenso a mar.

Las ortiguillas son típicas de la costa andaluza, sobre todo en Cádiz, donde son muy populares.

Alérgenos: Contiene harina de trigo con gluten, pescado y productos a base de pescado

Ortiguillas de mar, ¡la anémona marisco!

Se trata de anémonas marinas, conocidas como Ortiguillas de mar, sobre todo en la bahía de Cádiz.

Son un exquisito manjar.

¿A qué se parecen las Ortiguillas?

ortiguilla viva

Esta extraña delicatessen marina con tentáculos de puntas rosadas y colores liliáceos se fija fuertemente a las rocas marinas y se mueve con el vaivén las olas. Así se veían en la película de Buscando a Nemo.

Las Ortiguillas son muy vistosas y bonitas en el fondo del mar, pero una vez sacadas se mantienen frescas muy poco tiempo –siempre en agua de mar- porque luego se oxidan y pierden su color, con una apariencia menos vistosa. Es por eso que es difícil tenerla y tienen muy poca difusión.

Ortiguillas fritas: Crujientes por fuera, suculentas por dentro

ortiguillas fritas

La forma más usual de comerlas es fritas, que es como mejor se disfruta su sabor. Quien no las ha probado nunca se queda perplejo ante su intenso sabor marino e insólita textura. El rebozado logra el contraste de sus crujientes tentáculos por fuera con el suculento y exquisito sabor marino de su interior.

 

 

 

 

 

Las curiosas Ortiguillas de Mar

La hermosa y extensa bahía de Cádiz cuenta con uno de los ecosistemas marinos más nutridos y variados de España. En este, se pueden conseguir gran variedad de animales como bogavantes, langostas, langostinos, gambas, entre muchos otros. Uno de los más peculiares es la ortiguilla de mar.

La ortiguilla de mar

Si existiese un concurso de belleza bajo el mar, definitivamente este pequeño animalito sería el ganador por su vistosidad, pero es un error limitarse a destacar solo su aspecto porque tiene mucho más que ofrecer. Se le conoce también como anémona común y sus características principales son sus tentáculos urticantes y colores llamativos, con los que decora toda su hábitat marina.

Se les puede conseguir en varias zonas costeras de la provincia de Cádiz; por lo general en las rocas que se encuentran en el fondo del mar y en los arrecifes de coral. Tiene una forma cilíndrica y con unas medidas promedio de 6 centímetros de altura y 3 centímetros de grosor. Si has visto la película “Buscando a Nemo”, este tipo de animal es mucho más fácil de identificar.

Ascendiendo de menos a más

La historia de la ortiguilla de mar es muy interesante. Comenzó a consumirse durante la época de posguerra de España, por allá en los años 40. Todas las poblaciones cercanas a la costa la tenían en su dieta, debido a la facilidad de conseguirlas y a su abundancia, pero era básicamente un alimento que se comía más por necesidad que por gusto. Curiosamente, con el paso del tiempo se le fue incluyendo en la cultura gastronómica de las costas andaluzas y terminó abriéndose un espacio entre populares alimentos marinos, como los langostinos y las gambas. Hoy en día también se puede conseguir en muchos platos de la alta cocina española.

Se puede englobar dentro del grupo de los mariscos. Aporta muchos beneficios con su consumo. Apenas contiene calorías, así que no te preocupes por tu peso porque no se verá afectado. Tiene un alto contenido de proteínas y purinas, que son componentes fundamentales para mejorar y mantener la salud y lo mejor de todo es que cuenta con un bajo nivel en grasas. Sin duda alguna es un alimento muy sano.

¿Cómo se consume?

La ortiguilla de mar es muy vistosa en su entorno natural, pero una vez fuera del agua su aspecto cambia mucho porque se oxida con rapidez; la mejor sugerencia es mantenerla en agua salada hasta el momento de su preparación. Es un producto muy cotizado a nivel culinario. Su consumo se ha incrementado tanto últimamente, que la Dirección General de Pesca y Acuicultura de Andalucía ha propuesto un plan de gestión para una explotación racional de este animal.

El modo de preparación tradicional de las ortiguillas es frita; esto permite que se pueda disfrutar mejor su sabor. Se pasan por harina y se fríen en aceite de oliva bastante caliente. Si son pequeñas se pueden colocar completas en la sartén; en caso contrario se cortan en trozos más reducidos. El resultado final es un exquisito manjar con un exterior crujiente y un interior muy suave, además de un característico e intenso sabor a mar. Este plato es tan tradicional de la provincia de Cádiz como lo son las huevas de maruca, la mojama de barbate, los huevos de choco y los boquerones en vinagre.

Si te preocupan los tentáculos urticantes de este pequeño animalito y piensas que con el primer bocado, el “pica – pica” en la boca será tan terrible que tendrás que tomar litros y litros de agua, puedes estar tranquilo: pierde sus propiedades urticantes al freírse en aceite.

Es un delicioso producto del mar, bastante recomendable como complemento ideal de nuestra mariscada a domicilio. Además, por ahí también dicen que hasta propiedades afrodisíacas tiene…¿¡Qué esperas para probarlo!?

Uso gastronómico de la ortiguilla de mar

La anémona, conocida popularmente con el nombre de ortiguilla de mar, es una especie marina muy común en el litoral mediterráneo, sobre todo en la costa gaditana. Parece una planta marina y muchos la confunden con un alga pero, en realidad es un celentéreos. Este animal marino vive en las rocas situadas a escasos metros de la superficie del mar. Se alimenta de peces, plancton y cangrejos que captura con los tentáculos que tiene en la parte superior, que están dotados de células urticarias con las que cazan pequeños peces y mariscos. Las ortiguillas tienen forma cilíndrica, miden unos 6 cm de altura y unos 3 cm de ancho.Afortunadamente, las ortiguillas de mar pierden su capacidad urticante al ser cocinadas.

Gastronómicamente tienen un intenso sabor a mar, a yodo y marisco. Su textura es fluida y delicadamente gelatinosa, lo que las distingue de otros alimentos marinos. Se aconseja mantener las ortiguillas vivas en un bolsa con agua de mar hasta el momento de cocinarlas, para que conserven todo su sabor y no sufran ningún tipo de deterioro, ya que son extremadamente delicadas.

Los que no tengan acceso a las ortiguillas frescas, por vivir alejados del litoral, también pueden disfrutarlas dado que ahora ya se comercializan las ortiguillas prefritas, que son muy fáciles de encontrar en grandes superficies.

Las ortiguillas son un plato reciente en nuestra gastronomía. Empezaron a utilizarse después de la guerra civil, cuando había mucha necesidad. Se preparaban pasándolas por harina y friéndolas en aceite de oliva muy caliente. A pesar de su sencillez, el resultado es excelente y en boca nos transporta a los sabores del mar.Una de las preparaciones mas exquisitas con ortiguillas de mar es para elaborar pasta con marisco.

Se consumen principalmente en Andalucía, especialmente en Cádiz, donde las ortiguillas de mar fritas son un plato tradicional de la zona. Actualmente, las ortiguillas se han convertido en un plato imprescindible del litoral gaditano, desde donde ha traspasado fronteras hasta los restaurantes más importantes del mundo, que ya elaboran especialidades en las que se incluyen como ingrediente principal. Por otra parte, todos los restaurantes y bares del litoral de Cádiz ofrecen las ortiguillas de mar en su menú, ya que actualmente es la tapa de moda y la más solicitada por los turistas y visitantes de la zona.

Encontrar el producto fresco fuera de las zonas costeras no siempre es sencillo, ya que es un producto muy delicado que debe ser conservado vivo en agua de mar, pero para consumir en casa siempre tenemos la alternativa de las ortiguillas prefritas y congeladas que comercializan diferentes marcas.

El valor dietético de las ortiguillas de mar es muy interesante ya que puede completar las dietas pobres en proteína animal debido a que contiene todos los aminoácidos esenciales, configurando una ingesta de alta calidad con una importante cantidad de minerales claves para la nutrición, antioxidantes y con efectos de protección cardiovascular.

Como hemos dicho, en la actualidad su valor ha traspasado las fronteras de la gastronomía tradicional y son muchos los restaurantes de moda que la incorporan, de un modo u otro, en su menú. Por otra parte, se ha convertido ya en un bocado imprescindible para los visitantes gaditanos, que no pueden perderse esta delicatessen que evoca al comensal el auténtico sabor del mar.

Si quieres degustar este interesante producto gastronómico en casa, te proponemos las formas más sabrosas de cocinarlo en nuestra recopilación de recetas, que abarcan desde las técnicas más sencillas hasta las más elaboradas.¡Que lo disfrutes!

Paso previo, cómo limpiar las ortiguillas de mar

Las ortiguillas de mar frescas se venden en la pescadería en una bolsa con agua de mar, ya que es la mejor forma de conservarlas. Un paso obligatorio antes de cocinarlas consiste en limpiarlas en profundidad. Las ortiguillas tienen células urticarias. Podemos tocarlas, salvo si tenemos algún tipo de alergia. Pero no debemos rascarnos ni después sin habernos lavado previamente las manos ya que, de lo contrario, corremos el riesgo de que se nos irrite la piel.

Para limpiarlas quitamos con cuidado las caracolas, algas, piedras o restos de cangrejos y peces que puedan llevar adheridos. Después, pondremos las ortiguillas en una bandeja con agua y sal. Añadiremos un chorro de vinagre y las dejaremos que se enjuaguen bien. Posteriormente, las secaremos y las colocaremos en otra bandeja. Tiraremos el agua y repetiremos la operación varias veces, hasta que estén limpias por completo. No conviene remover demasiado las ortiguillas ya que se deshacen con mucha facilidad. Una vez limpias las escurriremos y ya podemos pasar a cocinarlas.

Cómo cocinar las ortiguillas de mar. Descubre las recetas más deliciosas

  • ORTIGUILLAS DE MAR FRITAS
  • ORTIGUILLAS DE MAR CON ARROZ
  • ORTIGUILLAS DE MAR CON ALMEJAS Y ARROZ MELOSO
  • ORTIGUILLAS DE MAR CON CORAZONES DE ALCACHOFA
  • ORTIGUILLAS DE MAR CON REVUELTO DE GAMBAS
  • CROQUETAS DE ORTIGUILLAS DE MAR
  • ESCABECHE DE ORTIGUILLAS DE MAR
  • ORTIGUILLAS DEL MAR FRITAS CON CREMA DE PATATA Y ALMENDRAS AL LIMÓN
  • ORTIGUILLAS DE MAR Y CÁLIZ DE AGUACATE
  • ORTIGUILLAS DEL MAR EN TEMPURA
  • ESPAGUETIS CON ORTIGUILLAS DE MAR, AJO NEGRO Y ALMENDRAS
  • ORTIGUILLAS DE MAR CON OSTRAS Y ALGAS
  • BUÑUELOS DE ORTIGUILLAS DE MAR

1 valoración en Ortiguillas de Mar Prefritas

  1. Jesus

    Es un plato marinero con mucho sabor

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje
¿Puedo ayudarte?
AVISO: Seguimos atendiendo pedidos con entrega en toda la península. Envío por SEUR FRIO.

¡Hola Fran!, Tengo una duda sobre Ortiguillas de Mar Prefritas