Saltar al contenido

Buey de Mar Cocido Congelado

Es un robusto crustáceo marino de color rojo pardizo, con un caparazón oval y puntas de pinzas negras.

CONGELADO

Envase 1 unidad 400/600 gr

12.90 IVA Incl.

Producto disponible

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Compra Segura de tu Buey de Mar:

Marisco a domicilio.

Información Importante sobre su pedido:

HAGA SU PEDIDO CON ANTELACIÓN A LA FECHA EN QUE DESEA RECIBIRLO Y GARANTICESE EL BUEN PRECIO ACTUAL, PUES ES PREVISIBLE QUE SUBA AL AVANZAR LAS FECHAS. 

Tenga en cuenta lo siguiente al comprar su buey de mar:

  • Gastos de envío en Península 8€. Para Pedidos superiores a 140 € portes GRATIS
  • Al tomarte la dirección podrás indicar cuando deseas recibirlo.
  • En la ficha de producto indica si lo quieres recién cocido
  • Se cuece y envía desde Sanlúcar de Barrameda y se entrega a la mañana siguiente en toda la península.
  • Entrega en Frío 24 h

¿TIENES DUDAS?

  • Llámanos al 680 74 42 21 o contacta por whatsapp o  info@ellangostinodesanlucar.com
  • Para saber de donde procede el marisco, cómo lo cocemos en Sanlúcar y cómo se envía, entre otras preguntas frecuentes, click AQUÍ

BUEY DE MAR

El sabor suave, carnoso y tierno se impregna en nuestra boca cuando escuchamos que hablamos de él. Pero, ¿qué es el buey de mar? Si no lo conoces, te explicaré brevemente algunos datos de este curiosos animalito, acompáñame a descubrir algunos detalles de este producto marino que tanto nos gusta.

El buey de mar, cuyo nombre científico es Cancer pagurus, también se conoce como Cangrejo europeo, Cangrejo pato, Ñocla y Bou. Es un crustáceo decápodo que habita en el mar del Norte, al norte del océano Atlántico y, por supuesto, en el mar Mediterráneo. Le gusta esconderse en fondos marinos rocosos, en terrenos gruesos de marga y arena. Aunque también lo encontramos en las grietas de las rocas y, casi siempre, escondido en la arena.

Por lo general, viven entre profundidades de 1 a 30 metros de profundidad, pero algunos adultos llegan hasta los 100 metros.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Su color rojo parduzco lo hace destacar entre los demás. Aunque este varía de acuerdo al estado de muda la muda, su vientre es un poco más claro y tiene algunos tonos rojizos. Además, al igual que la nécora o la centolla, el abdomen del macho es menos abultado que el de la hembra.

Su caparazón es liso, tiene forma ovalada y presenta puntas de pinzas negras que tienen casi cuatro veces más resistencia a la compresión que la mano humana.  El tamaño del caparazón puede llegar a se de 25 cm y pesar 3 kg. Lo normal sería que vivan hasta 20 años; sin embargo, debido a la explotación comercial, no logran llegar a esa edad.

Tienen pinzas muy grandes y fuertes, con color negro en las puntas. Estas son más grandes en los machos que en las hembras. Gracias a estas pinzas, pueden romper conchas y otros caparazones. Sus demás patas tienen pelitos, y el último par es más pequeño.

Como ya vimos, son muy parecidos a los cangrejos, pero son más lentos que estos. A pesar de ello, pueden moverse con rapidez y desplazarse tanto de lado como hacia adelante.

Cuenta con los sentidos del olfato y gusto muy desarrollados debido a que tienen un sistema nervioso complejo.

CONDUCTA

Son animales nocturnos y, por eso, suelen pasar todo el día enterrados en la arena y salir a cazar por la noche en una distancia de 50 metros de su escondite. Son animales carnívoros, se alimentan de otros crustáceos, moluscos y equinodermos como la estrella de mar. Se vale de sus fuertes pinzas para poder abrir los caparazones y romper las conchas.

Los machos tienen un carácter muy agresivo contra otros animales, pero reconocen a las hembras por el tamaño de las pinzas, el de ellas son más pequeñas.

Estos feroces animalitos tienen como depredadores a peces y cefalópodos, como la sepia y los pulpos. Asimismo, las larvas son devoradas por comedores de plancton. En el caso de los jóvenes, si están casi a la superficie, son devorados por aves marinas.

Aunque tienen muchos predadores, se valen de sus pinzas para excavar en la arena y escapar de ellos. Algo curioso es que, cuando son capturados, coloca sus pinzas bajo su caparazón para proteger sus laterales. Debido a esta peculiaridad, se le conoce como dormeur en Francia y como dormiglione en Italia, porque parece que está durmiendo.

CURIOSIDADES

El buey de mar tiene la capacidad de regenerar miembros que ha sido dañados o que están rotos. Otros crustáceos también cuentan con esta característica. Sin embargo, para que logre regenerarse, es necesario que todo el miembro dañado sea arrancado, a veces lo hace con la ayuda de sus pinzas. Si no hace este procedimiento, puede morir por hemorragia, ya que no hay regeneración por partes.

Otro dato que, en lo personal, me parece muy gracioso es el hecho de que, durante la muda de las hembras, son los machos los que las protegen. En cambio, las hembras, durante la muda del macho, los buscan, no para protegerlos, sino para devorarlos.

REPRODUCCIÓN

El acoplamiento se lleva a cabo después de la muda de las hembras. Una vez que la hembra es fecundada, los espermatóforos del macho se quedan en el receptáculo de la hembra por 12 o 14 meses.

La puesta de 500 000 a dos millones de huevos, se realiza de octubre a enero. Los huevos son fecundados cuando salen de la madre. La hembra transporta a los huevos pegados a su abdomen durante los meses de incubación. Al llegar el verano, los huevos eclosionan y sale una larva lista para enfrentarse a la vida en el mar.

Nuestro pequeño amiguito, va mudando hasta 8 veces el primer año, luego se van reduciendo las mudas conforme va creciendo. El cuarto año solo muda una vez y para el quinto y sexto, adquiere madurez sexual.

VALOR NUTRICIONAL

Con respecto a su valor nutricional, el buey de mar es un crustáceo de alto nivel proteico, Además, igual que el cangrejo, es moderado en grasas. Cuenta también con un aporte rico en yodo, magnesio y sodio; así como vitaminas B12, B3 y E. El aporte de riboflavina y zinc es muy importante también en este animalito.

Por cada 100 g encontramos 1 g de grasa, así que ya vemos lo saludable que es.

PREPARACIÓN DE BUEY DE MAR

Si en caso deseas preparar un delicioso buey de mar en casa, y no sabes cómo, yo tengo la respuesta para ti. De forma breve, te contaré cómo preparar, de forma muy sencilla, al buey de mar.

Puedes preparar la cantidad que desees. Pero, lo ideal sería cocer 1 buey de entre 700 y 900 gr. También puedes agregar los mariscos que más te gusten, cigalas, langostinos u otro.

Primero, si es que lo compramos vivo, debemos matar al buey en agua fría con hielo.

Después, es un recipiente colocamos al buey con agua (debe cubrirlo por completo) aproximadamente, 5 litros por pieza. Añadimos 60 gramos de sal gorda por cada litro de agua y dos hojas de laurel seco.

Algunos prefieren salarlo con la misma agua de mar. Puedes encontrar agua de mar por litro en el mercado si no tienes al mar cerca y prefieres hacerlos así. Pero de cualquier forma está bien, que sea como más fácil se te haga a ti.

Cocción del buey de mar

Si cocemos el buey ya muerto, entonces debemos esperar a que el agua hierva para poder colocarlo dentro de la cacerola, de lo contrario, las patas se desprenderán del cuerpo. Si lo estás cocinando vivo, colocamos el agua a hervir con el buey a dentro de ella (y sujétalo por detrás para que las pinzas no te lastimen).

Comenzamos a contar el tiempo cuando el agua esté hirviendo, esperamos 12 minutos (tanto si lo cocinamos vivo como muerto).

Después del tiempo transcurrido, retiramos la cazuela, escurrimos el agua y dejamos enfriar.

Y eso es todo. Muy fácil, ¿verdad? Esa es la base para que puedas preparar sinfín recetas con el buey de mar. Puedes agregarle una salsa que más te agrade. Comerlo con guarniciones y disfrutarlo con un buen vino.

A continuación, te mostraré el tiempo de cocción según su tamaño

  • 0,500 kg a 0,800 kg: 17 minutos
  • 0,850 kg a 1,200 kg: 20 minutos
  • 1,250 kg a 1,600 kg: 25 minutos
  • 1,700 kg a 2,500 kg: 30 minutos

Consejos y recomendaciones para comer un buey de mar:

Es recomendable comprar hembras porque la carne es mayor y puede venir cargada con su coral. Como ya mencionamos arriba, la hembra se diferencia por tener las pinzas más pequeñas. Además, tienen la parte inferior más ancho, corto y redondeado el triángulo del abdomen.

Si quieres congelarlos, puedes hacerlo después de cocerlos. Sigues los mismos pasos de cocción, solo que le restas 3 minutos a la hora de hervir.

Después, lo dejas enfriar por completo y lo cubre con un paño mojado previamente en el agua de cocción. Luego lo escurres y guardas en una bolsa apta para congelar. Te recomiendo guardar las patas hacia arriba para evitar que el caldo se pierda. Puedes consumirlo en el plazo de 3 meses.

Puedes comprar tu buey de mar aquí, en El Langostino de Sanlúcar, tenemos  todo lo que necesitas para llevar el mar hasta tu mesa y disfrutar de un momento agradable con tu familia y amigos. Recuerda que también ofrecemos vinos para acompañar tus mariscos.

¡Te invitamos a llevar la frescura de las olas y el sabor de mar hasta tu mesa!

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Buey de Mar Cocido Congelado”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
AVISO: Seguimos atendiendo pedidos con entrega en toda la península. Envío por SEUR FRIO.

¡Este producto puede ser tuyo por €12.90!
Si tienes alguna duda, preguntame.